Sueño de una noche de verano: Carmen y Javier

El amor puede surgir en cualquier sitio, y sino que se lo digan a esta pareja de novios: Carmen y Javier. Se conocieron en el trabajo, una vez Javier se incorporó como becario en la empresa en la que Carmen trabajaba, pero no fue hasta que Javier se fue a otra empresa cuando los dos se decidieron a dar el paso, conocerse mejor, salir, y llegar hasta este día tan especial en sus vidas: su boda.

boda17

El 19 de Julio del pasado año, sobre las siete y media de la tarde comenzó la gran aventura. Mientras que los fotógrafos de Click10 seguían los pasos de su preparación, la novia esperaba el momento de ponerse su vestido de la diseñadora Helena Mareque. Las dos congeniaron a la perfección, lo que dio como resultado un precioso vestido con una suave caída, escote delantero y de espalda en V, y un bordado de ensueño de unas alas en la parte trasera.

boda1

boda3

Carmen tenía claros muchos de los detalles. El velo tenía que ser de plumeti, así que escogió uno de este material con una larga caída. Este iba sujeto a un bonito moño alto de bailarina trenzado, que a su vez estaba decorado por un tocado a modo de tiara hecho a mano con flores y perlas en tonos blancos, el mismo que llevó su madre el día de su boda. Para los zapatos se decantó por unas sandalias en rosa pálido con encaje de Jimmy Choo.

boda6

El ramo de flores y la decoración floral en general lo dejó en manos de Flores Loto. Esta empresa le hizo un sencillo y elegante ramo con peonias y rosas blancas.

boda2

Javier por su parte llevaba un chaqué gris marengo de tres piezas de Knac Men. Camisa blanca de La Fábrica de las Camisas y corbata negra de Hackett London pusieron el punto final a un novio clásico y muy elegante, como podemos ver en la imagen capturada a través de la lente de Click10.

boda8

La ceremonia se ofició en los jardines del Palacio el Rincón, recorridos por una larguísima alfombra que llevaba hasta un arco de flores que hacía de altar, con la presencia de una imagen de la Virgen de Fátima, de la cual son muy debotos. La música que sonaba en esos momentos venía de parte del Grupo Alborada.

boda5

boda7

La zona del banquete estaba formada por mesas redondas decoradas con manteles en rosas, azules y lilas, con centros de mesas florales también en rosa. Este espacio estaba recubierto por tiras de bombillas que le daban un ambiente muy romántico al caer la noche.

boda10

 

boda9

Del catering se ocupó Lócum. Con bandejas de comida, una barra de cócteles, un candy bar y mesas llenas de esculturas hechas a partir de frutas dejaron a los invitados con la boca abierta…¡y el estómago lleno!

boda14

 

boda15

En la fiesta posterior un Dj ponía los mejores temas desde una balconada en la fachada del palacio, iluminada en rosa. Para los invitados que necesitasen un descanso, Carmen y Javier decidieron poner varias zonas chillout.

Discursos de lo más emotivos, un vídeo que dejó sin habla a los novios, y hasta una Haka llevada a cabo por los compañeros del equipo de Rugby «Wiss the Mama» de Javier, hicieron de la velada una noche imposible de olvidar.

boda16

Así Carmen y Javier pudieron tener el mejor día de sus vidas rodeados de diversión, alegría y amor, y sobretodo, de sus seres queridos.

boda12

 

Fotografías inolvidables que guardar para siempre gracias a Click10, que supieron captar la esencia de cada momento, y reflejar a la perfección las emociones y sentimientos de la pareja y la gente que los rodeaba.

Si quieres ver más casos de bodas reales, visita nuestra sección «Boda Ideal«.

Miriam García para Wedding Passion.