Boda en una masía, boda de ensueño

boda en una masia-691-x-456

 

 

Boda en una masía

Todo empezó el 26 de octubre de 2002, cuando nos conocimos en unas fiestas locales y tras 10 años de relación, decidimos dar el SÍ quiero un 26 de Mayo. El mes de las flores, olores y colores. Una boda de ensueño, un sueño que se hizo realidad el último fin de semana de Mayo, el día más caluroso de ese mes.

novia-691-x-593

 

novia-mirando-espejo-691-x-416

 

Ese día, todo empezó con relativa tranquilidad, tras una semana de muchas visitas de familiares y amigos. Mi pareja que vive en un cercano pueblecito de mi ciudad, me visitó por la mañana para realizar el último ensayo de un baile, mezcla de rumba y vals. Nuestra canción elegida fue “The power of love” de Celine Dion.

 

vestido-novia-691-x-958

 

Tras esta visita tan esperada, llegó Mauro Saccoccini, estilista, maquillador y amigo sobre las 12.30 horas aproximadamente. Ese día yo me encontraba muy relajada, disfrutando de cada detalle.

Mauro y Ana Bermejo, con la profesionalidad que les caracteriza supieron resaltar mis rasgos, personalidad y sonrisa como si de magia se tratara. Mauro supo crear en mi una armonía estética, asesorándome y tomando como guía las tendencias del momento, se convirtió en un reto para él, prometiéndome su mejor resultado y realmente lo consiguió.

padre-novia-691-x-506 novia-con-su-padre-691-x-464

Ni que decir tiene que su gran obra, porque no se puede denominar de otra manera, duró hasta altas horas de la madrugada. Tras los últimos retoques de Mauro me puse un vestido de estilo romántico, palabra de honor, plisado hasta media cintura, muy ceñido, realzando mi figura y acabando con una impresionante cola con volantes de más de 3 metros y medio.

Aquí empezó mi gran viaje hacia la iglesia, acompañada en todo momento de mis damas de honor vestidas de azul eléctrico, con sus preciosos vestidos de seda y guipur.

novios-paseando-691-x481

 

 

La ceremonia nupcial se celebró en el pueblecito pequeño natal del novio: Quatretondeta. Un pueblo de menos de 100 habitantes que creaba un escenario muy romántico con sus calles de los años 40, donde parece que nunca pasa el tiempo, un lugar con mucha historia y de la cual queríamos formar parte.

La iglesia es muy acogedora, decorada con orquídeas y rosas blancas, flores que me apasionan, es pequeñita pero nada envidiable a las más grandes y majestuosas de España.

 

novio-llorando-691-x-509 miradas-novios-691-x-502

 

Nos sentimos muy arropados por nuestros amigos y familiares, así como por toda la gente del pueblo que nos acompaño en ese momento.

Cuando finalizó la ceremonia eclesiástica pudimos disfrutar de ese lugar solos sin nadie, donde Toni Miranda: gran fotógrafo, supo aprovechar el encanto del lugar y la felicidad del momento plasmándolo en unas fotos maravillosas.

novios-iglesia-691-x-617

 

Apreciamos el ocaso del día con una bonita puesta de sol que nos sedujo y nos hizo sentir únicos.

Tras finalizar nuestro reportaje fotográfico, llegamos a la casa de mis padres donde se celebraba el banquete, una Masía Antigua. Nos encontramos atrapados en una nueva fantasía cuya decoración del lugar nos condujo al sueño que toda niña tiene en su juventud de cómo sería su gran día: su boda.

salida-iglesia-petalos-691-x-1022

 

Un lugar lleno de velas que envolvían la velada con una entrada llena de jarrones de cristal con agua y rosas rojas iluminadas por leds y una asombrosa alfombra de color rojo vivo.

Un lunch bajo las arcadas recubiertas de abeto, orquídeas, rosas y gotas de cristal iluminadas con velas interiores que colgaban, creando un espacio de romanticismo magnífico.

salida-iglesia-novios-691-x-873

 

Un sitting plan estaba creado con jaulas de forja negra decoradas con rosas, helecho y mariposas de colores cayendo de una gran carrasca centenaria, donde los invitados podían localizar su mesa en un papiro escrito a mano.

Este lugar embrujaba a los invitados abriendo paso al banquete, situado bajo una carpa con grandes lámparas de forja, cortinajes de color blanco con gran iluminación. Respetando el entorno natural de la Masía.

 

Os explico los detalles de la decoración del interior de la carpa para que viváis el sueño conmigo. Las mesas redondas estaban cubiertas de manteles color blanco neutro con un dibujo de fondo de época, totalmente diseñados para nosotros. Sus centros de mesas, mini arboles creados con ramas de color natural de Salix de cuyas ramas secas colgaban orquídeas blancas, sosteniéndose en un base de cristal decorada con musgo que armonizaban la velada manteniendo una frescura de naturaleza. El suelo de verdes puros con una moqueta de color verde hierba, daba la sensación de que caminabas sobre césped y como culminación del ambiente un piano de cola bajo unas grandes palmeras y pinos naturales que amenizó el lunch.

novios-emocionados-691-x-427

 

novia-con-su-padre-691-x-453

 

novia-llorando-691-x-456

 

Deleitamos a los amigos y familiares que nos acompañaban con varios bailes (Tango y bollywood) durante la cena, culminando el evento con el corte del pastel de fondant formato americano de un metro de diámetro y 4 pisos, diseño del siglo XXI y por fin, el esperado baile de los novios en directo.

baile-novios-691-x-507

 

Tras éste, nos desplazamos a una nueva estancia: un chill-out decorado con ambiente asiático, lleno de camas balinesas de madera wengue, acompañadas con cañas de bambú, velas y figuras de budas de piedra. A su lado se encontraba el gran escenario de la orquesta en directo que nos acompaño hasta el final de la velada.

posado-novios-691-x-207

 

Si queréis ver más ideas originales para vuestra boda consultad la sección Magazine WP donde encontrarás las últimas tendencias del mundo de las bodas.

bodas weddingpassion 69 x 70

¿Cuándo es la fecha de tu boda? ¿Qué tal llevas la organización? ¡Comparte tu experiencia en nuestras redes sociales!

 Sigue leyendo