Pajes de boda, Sí quiero niños en mi boda

Sí-quiero-niños-en-mi-boda

Pajes de boda

Pocas cosas os darán más problemas a la hora de preparar vuestra boda que tomar la decisión de si habrá o no niños en vuestra boda. Hay veces que en la familia no hay niños, pero hay otras ocasiones en las que sí los habrá, o tendrán hijos  alguna de vuestras amistades más íntimas o incluso os presione la familia para que los llevéis.

Tenéis que tener claro que una boda es una fiesta, sí, pero también que los niños son niños, no entienden de protocolos y corren, lloran, pueden romper cosas y gritar cuando menos se lo espere uno.

Los protagonistas de vuestro día tenéis que ser vosotros y son vuestros invitados los que deberían adaptarse a vosotros y no al revés; si avisáis con suficiente tiempo que no queréis niños en vuestro enlace, ellos se podrán organizar y ver con quién dejan a los pequeños.

Sí, quiero niños en mi boda

Sí, quiero niños en mi boda

Sin embargo, también es cierto que cada vez son más las parejas que se casan tras tener hijos y que éstos se convierten en los protagonistas estrella del día: no hay mejor idea que sea vuestro propio pequeño el que invita a vuestros amigos al enlace o que los convirtáis en los pajes o damitas de honor. También tendréis que reconocer que cualquier boda es más tierna y las fotos más bonitas y espontáneas cuando hay enanitos risueños por los alrededores.

Si tenéis varios niños en la familia, una buena idea podría ser hacer un cortejo con ellos, donde vayan todos vestidos igual y en concordancia con los colores de la boda: darán un toque espectacular y muy elegante antes de la entrada de la novia. No olvidéis dejar a los dos más mayorcitos para que os lleven las arras y los anillos, el resultado será muy emocionante.

Sí-quiero-niños-en-mi-boda

Vía weibo.com

Pajes de boda niños bodas 691 x 1045

Consejos para que se porten bien los niños en la ceremonia

Hay unas sencillas pautas para que la ceremonia salga perfecta y los niños sepan lo que tienen que hacer, sea cual sea su edad. Lo primero, aseguraros siempre de que lleguen con tiempo de antelación al inicio del enlace, para que se puedan colocar en su sitio y puedan habituarse a su vestido y al entorno.

También, es importante que hagáis una lista de tareas para los padres de los pequeños actores: quién lleva el cojín, quién la bandeja de las arras, que supervisen lazos, diademas y botones…. ¡os ahorrará mucho tiempo!

Y por supuesto, decidle claramente a los niños lo que tienen que hacer y cómo hacerlo: no deben correr, sonará música pero no tienen que asustarse, no tienen que pisarte la cola del vestido… no hace falta que la boda parezca una ceremonia militar, con un par de ensayos antes de la ceremonia y con que tengan claro su papel será suficiente. Eso sí, siempre es conveniente que haya “un mayor” que les vigile y que les recuerde que la iglesia o juzgado no es sitio para jugar, que ya tendrán tiempo suficiente después.

¿Cómo entretenemos a los niños?

Los padres de los niños os estarán eternamente agradecidos si tenéis ciertos detalles con ellos, para mantenerlos entretenidos y contentos durante la fiesta. Hay muchas opciones que podéis contemplar, dependiendo del espacio donde celebréis el convite y de vuestro presupuesto. Los niños sin duda adorarán tener un espacio propio para jugar, una mesa de chuches, un castillo hinchable, una cama saltadora… ¡o un mago que les deleite!

Si lo que queréis es magia de la buena, contratad a un pintacaras: veréis con vuestros ojos una fila ordenadísima de niños en silencio, pendientes de cada movimiento del artista que transforme sus caritas en superhéroes o princesitas de cuento (recordad que cuanta más purpurina lleve, mayor será la diversión).

Una opción magnífica son los animadores infantiles, que se encargarán de los pequeños toda la noche y les cuidarán incluso cuando les entre sueño si es que la fiesta se alarga de madrugada. No tenéis que olvidar  que hay que darle un listado a la cuidadora o animador con todos los nombres de los niños, su edad (para que puedan organizar los juegos) y los nombres de los padres y el número de la mesa que ocuparán durante el banquete. Así todo será mucho más organizado y fluido en el caso de que tengan que localizarse y podrán trabajar de manera más ordenada.

Sí-quiero-niños-en-mi-boda

Vía haciendanadales.com

Otra idea que podéis considerar es poner en una mesa recortables, pinturas y cuadernos para que puedan pegar pegatinas y colorear. Podéis preparar graciosas Candy Tables temáticas para los más pequeños, en las que se divertirán a lo grande comiendo chuches y jugando con las pequeñas chucherías que hayáis preparado (cochecitos, muñequitas pequeñas, juegos de pistas, cartas, botes para que hagan pompas…).

Otra buena idea sería montar una mesa de disfraces. Los niños son geniales y están llenos de ideas: dadles una varita, una careta de plástico o unas alas de tela y los podéis tener horas y horas jugando entre ellos sin que los mayores se enteren ni de que existen.

Si no os atrevéis vosotros mismos a comprar todos estos pequeños juguetes y disfraces, hay muchas empresas que están especializadas en el entretenimiento de los más pequeños en este tipo de eventos. Como podéis ver, lo importante no es el dinero muchas veces, sino vuestra imaginación y buena disposición.

www.weddingpassion.es todo para organizar tu boda