San Juan de Gaztelugatxe

san-juan-de-gaztelugatxe-interior-

Situado en la localidad de Bermeo se encuentra el islote de San Juan de Gaztelugatxe.

 El acceso se puede realizar desde la carretera que une Bermeo con Bakio. Unido al continente por un puente de dos arcos. Junto con otra pequeña isla vecina, la de Aquech, forma un biotopoprotegido, que se extiende desde la localidad de Baquio hasta el cabo Machichaco, en el Golfo de Vizcaya.

La mejor época para visitarlo es la primavera o el otoño y así disfrutar de la paz del lugar, ya que en verano suele estar muy concurrido. Data del siglo X.

La costa vizcaína en este lugar es agreste. El mar trabaja erosionando la roca, areniscas y duras calizas de arrecife, y tallando en ella túneles, arcos y cuevas. La isla de Gaztelugatxe es el corazón de este interesante tramo de costa, junto con la pequeña isla de los conejos, la isla de Aquech, paraíso de las aves marinas.

El acceso es espectacular. Subiremos por un estrecho camino que parte de tierra firme y cruza sobre las rocas por un puente de piedra permite llegar hasta la zona superior del islote después de ascender 241 escalones.

La ermita consagrada a San Juan, alberga varios exvotos de marinos que se han salvado de algún naufragio. Según una tradición una vez alcanzada la ermita hay que tocar la campana tres veces y pedir un deseo. El esfuerzo necesario para subir las escaleras, se ve ampliamente recompensado.

La ermita es un edificio de planta rectangular con ábside poligonal, muros de mampostería reforzados con contrafuertes, cubierta a dos aguas salvo en la cabecera que es más compleja, y pórtico en el lado meridional. Se desconoce cuándo pudo ser construida, aunque se sabe que en 1886 fue objeto de una gran reforma.

 Os animamos a conocer la preciosa isla de San Juan de Gaztelugatxe.