Iglesia de San Francisco el Grande

Es una de las iglesias más castizas y reconocidas de la capital. Su gran cúpula hace de la iglesia de San Francisco el Grande una opción impresionante. Esta majestuosa construcción sustituyó al monasterio franciscano fundado por el propio San Francisco de Asís en 1217. El diseño actual fue ideado por Francisco de las Cabezas en 1761 y concluido por Francisco Sabatini en 1784. Esta iglesia es un auténtico museo de obras de arte de los siglos que van del XVII al XIX. Si os apasiona la pintura, os encantará casaros rodeados de cuadros de Goya, Zurbarán o Alonso Cano.

La capacidad de esta iglesia es de unos 350 invitados, que no tendrán problemas para estacionar en cualquiera de los aparcamientos cercanos.

Bodas: el tiempo aproximado para poder reservar fecha oscila entre los once o doce meses.