Iglesia de San Jeronimo el Real

La iglesia de San Jeronimo el Real, formaba parte del antiguo convento de la orden homónima que fue construido en el siglo XV y fue la misma reina Isabel la Católica la que  concedió los terrenos para su construcción. A lo largo de los siglos, esta iglesia gótica se convirtió en uno de los centros más emblemáticos de la capital ya que ha albergado numerosas juras de los herederos a la corona y varias bodas reales. Desde 1925 la iglesia es Monumento Nacional y su fama ha crecido más aún desde la inclusión del claustro en la ampliación del Museo del Prado. La capacidad del monasterio es de unos 300 invitados pero no cuenta con ningún aparcamiento cercano al mismo.

Boda: es recomendable hacer la reserva con un año de antelación al mes de la celebración.