La Posta Real

La Posta Real de Rivas es una antigua venta del siglo XVII, que fue parada obligatoria en el camino de Madrid a Aragón de aquella época. Ha sido, por tanto, escenarios de las historias más románticas de los bandoleros más famosos del s. XIX.
En la actualidad, ha antigua silla de postas, ha sufrido una completa renovación y se ha visto convertida en una espectacular finca para eventos conservando la esencia y el encanto de los edificios y ambientes que la componían desde el principio, que os harán sentir en un entorno histórico.

Contiene una auténtica corrala de 1829 con un escenario fijo para espectáculos, que en verano supone un espacio delicioso para cenar al aire libre y otras actividades.
La Posta Real tiene un total de 9 salones de distintos tamaños y que son muy versátiles; adaptándose a cualquier tipo de celebración, desde celebraciones íntimas hasta para bodas de 1.500 personas, pudiéndose ampliar el espacio hasta 3.000 invitados. Todos ellos disponen de barra para fiestas privadas y cada salón es independiente. Cada uno tiene un estilo propio y cuenta con una decoración muy personal, manteniendo el aspecto rural y original, respetando los techos con vigas y las lámparas de forja. Todos ellos cuentan con amplios ventanales, desde donde podréis disfrutar de las vistas del jardín y del campo de golf.

El encanto de La Posta Real reside en su entorno incomparable, situado en una finca de 27 hectáreas a orillas del Henares, que se comunica de manera perfecta con Madrid. Como espacios exteriores disponen de salones con terrazas, un canal con una falúa real, la ya mencionada corrala, un coso taurino y un campo de golf.

Una finca de gran encanto que cuenta con una amplia variedad de salones y espacios exteriores para acoger tanto bodas íntimas como de un gran número de comensales. Una amplia variedad de menús de gran calidad en los que destacan la selección de los productos.