Palacio de Negralejo

El Palacio de Negralejo es un lugar atractivo que no os dejará indiferentes tanto por sus espacios exteriores como interiores totalmente independientes y con una capacidad de hasta 3500 invitados.

Cuentan numerosas instalaciones, incluyendo 11 salones, jardines y patios con encanto, terrazas, campo de golf con 18 hoyos e incluso una capilla, además de ofrecer una exquisita restauración propia disponible para todo tipo de celebraciones e incluyendo todos los detalles que su empresa necesita, incluyendo el menaje su así lo desean y con los mejores productos que el mercado ofrece, para sorprender y satisfacer a sus invitados.

Contando con 30 años de experiencia El Palacio del Negralejo ofrece todos los servicios que podéis imaginar para organizar vuestra boda perfecta. Podéis disponer entre otras cosas, de: menús personalizados y su correspondiente prueba, asesoramiento en decoración y estilismo, personal especializado para asistir a los novios y ayudarles en todos los aspectos u organización de espectáculos.

Para entretener a vuestros invitados, cuentan con un original y precioso carruaje disponible para dar un pintoresco paseo por todo el complejo. También tiene una sala de videojuegos para distraer a los invitados más pequeños.

El equipo humano de El Palacio de Negralejo se pone a disposición de los novios e invitados para que la estancia sea de máxima calidad y en todo momento cuenten con una atención personalizada. Encontraréis multitud de espacios especiales y con historia para celebrar los momentos más importantes de vuestras vidas.

La versatilidad de El Palacio de Negralejo le permite celebrar bodas civiles, poniendo a vuestra disposición dos espacio exteriores pensados para ello y con la posibilidad de trasladar la ceremonia al jardín, el marco perfecto para cualquier celebración.
Si queréis celebrar también una ceremonia religiosa El Palacio de Negralejo cuenta con una capilla privada que está a vuestra total disposición y que su equipo se encargará de decorar, como siempre a vuestro gusto.